Mindfulness ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

La práctica de Mindfulness y sus beneficios se han consolidado en los últimos años como una herramienta muy efectiva a la hora de buscar el bienestar, tratar dolores, adicciones y traumas; además de relacionarnos mejor con nosotros mismos y con los demás.

Orígenes de Mindfulness

En el año 1979 Jon Kabat-Zinn, médico, biólogo molecular y un experto meditador, fundó el Center for Mindfulness en la Universidad de Massachusetts y creó el programa MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction), dando paso así al desarrollo de esta práctica en Occidente.

Su definición de Mindfulness es: la conciencia que aparece al prestar atención de forma deliberada al momento presente, sin juzgar.

Kabat-Zinn creó este programa con técnicas meditativas budistas, logrando eliminar el concepto religioso y cultural para que cualquier persona pudiera practicarlo sin importar sus creencias.

A partir del protocolo MBSR se han creado otros programas enfocados a diferentes contextos; algunos de ellos son:

  • MBPM: Mindfulness para la gestión del dolor y el estrés
  • MSC: Mindfulness para la autocompasión
  • MBCT: Terapia cognitiva basada en Mindfulness

Otras formas de entender Mindfulness

Algunas personas definen Mindfulness como la capacidad de NO ser multitarea, estar 100% presente con los cinco sentidos en cualquier tarea que estemos realizando. Es por eso que Mindfulness no es lo mismo que meditación, ya que para practicarlo solo hace falta adaptarlo a una actividad específica y elegir prestar atención a esta.

También podemos entender Mindfulness como una habilidad que se puede entrenar y que requiere práctica, constancia y esfuerzo con el fin de desarrollar la concentración y la atención. Para ello existen las prácticas formales en las que se incluye la meditación y las prácticas informales como por ejemplo mindful eating o alimentación consciente.

Beneficios de practicar Mindfulness

Se han realizado miles de estudios científicos que dan como resultado los múltiples beneficios que la práctica de Mindfulness trae para quienes lo practican constantemente.

  • Aumenta la capacidad creativa y mejora la función de la memoria, la concentración y el aprendizaje
  • Mejora la Inteligencia Emocional, ayudando a la regulación de las emociones y de las relaciones interpersonales
  • Puede reducir considerablemente el dolor y la reacción emocional adherido al mismo
  • Ayuda a la reducción del estrés, gestionar la ansiedad, la depresión y la irritabilidad
  • En contextos empresariales aumenta la satisfacción laboral y mejora el ambiente en la empresa
  • Aumenta la resiliencia y la fortaleza mental

Ejercicio – Sensaciones del cuerpo

Toma la decisión de prestar atención por al menos un minuto a las sensaciones de tu cuerpo. Es un ejercicio que puedes realizar varias veces al día.

Siéntate en una postura cómoda, con la espalda erguida y los pies en el suelo; puedes cerrar los ojos o reposar tu mirada en el suelo a unos 50 cms de ti.

Sin cambiar el ritmo de tu respiración, comienza a enfocarte en las sensaciones que esta produce en tu cuerpo, por ejemplo como se mueve se infla tu abdomen cuando inhalas y como se contrae cuando exhalas; o la temperatura del aire cuando entra y sale por tus fosas nasales. Realiza 5 respiraciones con atención en esas sensaciones.

Identificando si estás más concentrada o concentrado, inhala y lleva tu atención a tus pies y las sensaciones que hay allí, notando cualquier tensión o contacto, y luego al exhalar permite que se suelten un poco. Ahora pasa a tus piernas llevando la atención con la inhalación, observando las sensaciones y exhalando para liberar.

Continúa hacia la parte superior de tu cuerpo, recorriendo las manos, los brazos y hombros; acompañando ese recorrido con el ritmo de la respiración. Por último, lleva la inhalación a tu cabeza y exhala para liberar.

Antes de terminar el ejercicio realiza tres inhalaciones profundas y exhalaciones largas. Intenta llevar esta actitud de atención que has cultivado para el resto de tu día.

Deja una respuesta